viernes, 23 de febrero de 2018

JUDIAS NEGRAS CON PANCETA Y CHORIZO EN GME, F y G y TRADICIONAL.

INGREDIENTES:
  • 350 g de judías negras
  • ½ chorizo de herradura ibérico
  • 8 trozos de panceta (2 por persona) de panceta ibérica curada.
  • 1 tomate maduro
  • ½ cebolla.
  • 2 ajos.
  • 1 cta de pimentón de la Vera dulce.
  • 2 hojitas de laurel.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra DOP Úmm.


MODO DE HACERLO EN OLLAS GM:

Ponemos la noche anterior en remojo las judías con agua y una poquita de sal.
Picamos la cebolla en trozos.
Pelamos y picamos el tomate.
Pelamos los ajos y los partimos a la mitad.
Troceamos el chorizo.
Ponemos en la cubeta el aceite, muy poquito, y ponemos menú plancha 120º. Cuando esté caliente añadimos el tomate, la cebolla, las hojas de laurel,  la panceta y el chorizo. Dejamos que se rehoguen bien y suelte su grasa el chorizo y la panceta.
Escurrimos las judías y las incorporamos a la cubeta, rehogamos y echamos el pimentón.
Echamos agua  al ras de las judías, la sal y la pizca de pimienta negra. Cuando empiecen a hervir, añadimos un vaso medidor de agua fría para romper la cocción. Esto lo haremos dos veces más y cancelamos menú.
Tapamos la olla y programamos para el modelo G, menú turbo , 140º, 15 minutos. Dejamos que despresurice sola la olla.
En los modelos E y F pondremos mismo menú, misma temperatura y 3 o 4 minutos más.
Si al destapar nos han quedado caldosas, dejaremos cocer unos minutos con la tapa abierta en  menú horno.


MODO DE HACERLO TRADICIONAL:

Ponemos la noche anterior en remojo las judías con agua y una poquita de sal.
Picamos la cebolla en trozos.
Pelamos y picamos el tomate.
Pelamos los ajos y los partimos a la mitad.
Troceamos el chorizo.
Ponemos en una cazuela el aceite, muy poquito, y cuando esté caliente añadimos el tomate, la cebolla, las hojas de laurel,  la panceta y el chorizo. Dejamos que se rehoguen bien y suelte su grasa el chorizo y la panceta.
Escurrimos las judías y las incorporamos a la cazuela, rehogamos y echamos el pimentón.
Echamos agua  al ras de las judías, la sal y la pizca de pimienta negra.
Cuando empiecen a hervir, añadimos un vaso  de agua fría para romper la cocción; esto lo haremos dos veces más y luego,  dejaremos cocer hasta que estén blandas las judías y el caldo espeso.