viernes, 17 de noviembre de 2017

TATÍN DE TOMATES CHERRYS Y QUESO DE CABRA EN GME, F y G y TRADICIONAL

INGREDIENTES:
  • 1 lámina de hojaldre.
  • 400 g de tomates cherry  kumato.
  • 100 g de queso de rulo de cabra.
  • 2 o 3 hojas de albahaca fresca.
  • ½ taza de agua.
  • 4 cdas de azúcar.
  • 3 cdas de reducción de vinagre balsámico.
  • 30 g de piñones.
  • Aceite de oliva virgen extra  DOP Úmm.
  • Sal en escamas.
  • Un molde de aluminio de 20 cms. 


MODO DE HACERLO EN OLLAS GM:

Lavamos y secamos los tomates.
Ponemos tres cucharadas de aceite en la cubeta  y programamos   menú plancha 130º, cuando esté caliente echamos los tomates y los rehogamos durante 10/15 minutos sin subir la temperatura.
Sacamos los tomates y reservamos.
 En esa misma cubeta y sin quitar el aceite echamos el azúcar y el agua y dejamos que se caramelice. Cuando esté caramelizado, añadimos el vinagre balsámico, removemos, cancelamos menú y dejamos que se liguen el caramelo y el vinagre balsámico sin dejar de remover y con el calor residual.  
Colocamos los tomates en el molde, bien ajustados  para que no queden huecos y picamos menudita la albahaca.
Quitamos la corteza al queso y lo troceamos encima de los tomates.
Añadimos tres o cuatro cucharadas del  jarabe que hemos hecho.
Colocamos encima el hojaldre cortado redondo y un poco más grande que el diámetro del molde.  Pinchamos el hojaldre y lo ponemos encima de los tomates y el queso. Remetemos los bordes por dentro del molde.
Colocamos el molde en la cubeta y programamos menú horno, 160º, 10 minutos.
Al acabar, sacamos la cubeta y ponemos la tapa horno a 180º el tiempo necesario para que se dore el hojaldre. Dejamos templar en la cubeta y en el molde.
Desmoldamos dando la vuelta y  ponemos por encima de los tomates  un poco de sal en escamas, los piñones y el resto de jarabe.


MODO DE HACERLO TRADICIONAL:

Lavamos y secamos los tomates.
Ponemos tres cucharadas de aceite en una sartén y con fuego medio, cuando esté caliente echamos los tomates y los rehogamos durante 10/15 minutos sin subir la temperatura.
Sacamos los tomates y reservamos.
 En esa sartén y sin quitar el aceite echamos el azúcar y el agua y dejamos que se caramelice. Cuando esté caramelizado, añadimos el vinagre balsámico, removemos,  apagamos el fuego y dejamos que se liguen el caramelo y el vinagre balsámico sin dejar de remover y con el calor residual. 
Colocamos los tomates en el molde, bien ajustados  para que no queden huecos y picamos menudita la albahaca.
Quitamos la corteza al queso y lo troceamos encima de los tomates.
Añadimos tres o cuatro cucharadas del  jarabe que hemos hecho.
Colocamos encima el hojaldre cortado redondo y un poco más grande que el diámetro del molde.  Pinchamos el hojaldre y lo ponemos encima de los tomates y el queso. Remetemos los bordes por dentro del molde.
Precalentamos el horno a 200º y metemos la tarta.
Cuando esté dorado el hojaldre, sacamos y dejamos templar.
Desmoldamos dando la vuelta y  ponemos por encima de los tomates  un poco de sal en escamas, los piñones y el resto de jarabe.