jueves, 14 de diciembre de 2017

ROSCA DE “MOLLETES DE ANTEQUERA” EN GME, F y G y TRADICIONAL.

INGREDIENTES:

Para la masa fermentada:
  • 1 g de levadura fresca
  • 30 g de agua
  • 50 g de harina de fuerza

Para la masa:
  • 250 g de harina de fuerza
  • 75 g de masa fermentada
  • 150 g de agua
  • 2 g de levadura fresca
  • Una pizca de sal


MODO DE HACERLO EN OLLAS GM:

El día anterior prepararemos la masa fermentada, para ello mezclamos en un bol con el agua templada la levadura y la harina.  Hacemos una bola, dejamos dos horas a temperatura ambiente y después metemos en el frigorífico toda la noche tapado con film transparente.
Para hacer la masa, ponemos en un bol el agua templada y desleímos la levadura. Añadimos la harina, la sal y la masa fermentada hecha trocitos. Amasamos hasta que tengamos una masa lisa y que no se pegue a los dedos.
Ponemos en la cubeta, si tenemos el modelo G y programamos menú fermentar 40 minutos.
Para los demás modelos cubrimos con papel de plástico y dejamos dos horas para que doble su volumen.
Pasado este tiempo, volvemos a amasar para desgasificar.
Ponemos abundante harina en la encimera, hacemos una bola, aplastamos y abrimos un agujero en medio. Rebozamos por la harina.
Forramos  la cubeta papel de horno y en el  medio colocamos  un aro de emplatar. Ponemos alrededor la rosca.
Entramos  la cubeta en la olla y  si tenemos el modelo G  y programamos menú fermentar 60 minutos con la válvula cerrada. Pasado este tiempo , abrimos la válvula y programamos menú horno, 160º, 40  minutos.
Si nuestro modelo de olla es el E o el F, cuando tengamos montada la rosca dentro de la cubeta podemos menú recalentar 3 o 4 minutos y cancelamos menú. Meter la cubeta con tapa y válvula cerrada hasta que haya doblado el volumen.
Cuando haya doblado el volumen, abrimos la válvula y programamos menú horno, 160º, 40  minutos.
Si nos gusta con la corteza crujiente podemos dorar con la tapa horno cuando hayamos terminado la cocción.
Sacamos con la ayuda del papel de la cubeta y dejamos enfriar sobre rejilla.


MODO DE HACERLO TRADICIONAL:

El día anterior prepararemos la masa fermentada, para ello mezclamos en un bol con el agua templada la levadura y la harina.  Hacemos una bola, dejamos dos horas a temperatura ambiente y después metemos en el frigorífico toda la noche tapado con film transparente.
Para hacer la masa, ponemos en un bol el agua templada y desleímos la levadura. Añadimos la harina, la sal y la masa fermentada hecha trocitos. Amasamos hasta que tengamos una masa lisa y que no se pegue a los dedos.
Hacemos una bola y tapando con film transparente dejamos que doble volumen.
Pasado este tiempo, volvemos a amasar para desgasificar.
Ponemos abundante harina en la encimera, hacemos una bola, aplastamos y abrimos un agujero en medio. Rebozamos por la harina.
Forramos un molde redondo con papel para hornear  y en el  medio colocamos  un aro de emplatar. Ponemos alrededor la rosca.
Tapamos con un pañito y dejamos en reposo hasta que doble su volumen.
Precalentamos el horno a 200º, calor solo abajo, y entramos la rosca. Bajamos la temperatura a 180º y dejamos hacer entre 40/45 minutos.