viernes, 14 de abril de 2017

BOLLAS Y HORNAZOS EXTREMEÑOS EN GME , F y G y TRADICIONAL.

INGREDIENTES:
  • 2 panes de masa de panadería.
  • 750 grs de azúcar.
  • 1 cta de bicarbonato.
  • 1 copita de aguardiente.
  • ½  vaso  de los de agua, de zumo de naranja.
  • Ralladura de la piel de un limón.
  • ¼ de litro de aceite.
  • 250 grs de manteca de cerdo.
  • La piel de una naranja.
  • Una cucharada de anís en grano
  • Harina (la que admita , casi un kilo )



MODO DE HACERLO EN OLLAS GM:

Calentamos en la cubeta, función fuego lento 140º el aceite con el anís en grano y la cáscara de naranja unos diez minutos. Dejamos enfriar, retiramos la cáscara de naranja y colamos para quitar los anises.
Ponemos en la cubeta la manteca menú fuego lento, 90º y  dejamos que se derrita y que se temple.
En un bol echamos la masa de los panes hecha “pellizquitos” y añadimos todos los ingredientes  líquidos  incluidos el aceite y la manteca   y echamos el azúcar, removemos bien y vamos echando poco a poco harina hasta que nos quede una masa manejable. Dejamos “dormir”  12 horas.
Al día siguiente haremos nuestras bollas para ello hacemos bolas con la masa y la aplastamos hasta tener el tamaño de la cubeta y de un grosor de un par de  dedos. Ponemos en la cubeta que habremos forrado con papel de horno en  menú horno 140º, 20 minutos y válvula abierta. Los últimos diez minutos ponemos el cabezal de horno a 170º para que tome color.  Sacamos  de la cubeta y dejamos enfriar en rejilla.
Para los hornazos haremos igual pero antes de la cocción pondremos un huevo crudo en medio y sujeto con tiras de la masa.


MODO DE HACERLO TRADICIONAL:

Calentamos en  una cazuela el aceite con el anís en grano y la cáscara de naranja unos diez minutos. Dejamos enfriar, retiramos la cáscara de naranja y colamos para quitar los anises.
Derretimos la manteca en un cazo y la dejamos templar.
En un bol echamos la masa de los panes hecha “pellizquitos” y añadimos todos los ingredientes  líquidos  incluidos el aceite y la manteca   y echamos el azúcar, removemos bien y vamos echando poco a poco harina hasta que nos quede una masa manejable. Dejamos “dormir”  12 horas.
Al día siguiente hornearemos las bollas.
Hacemos una bola con trozos de  la masa y la aplastamos hasta que nos queden redondas y con un grosor de un par de dedos.
Las colocamos en la bandeja de horno precalentado a 180º y horneamos hasta que estén doradas, unos 30 minutos.
Para los hornazos haremos igual pero antes de la cocción pondremos un huevo crudo en medio y sujeto con tiras de la masa.